¿Se debe hacer siempre lo que nos pide el cliente?

Para entender el contenido de mi opinión personal es necesario ver primero el video (sólo dura 1:58 ‘)

 

Obviamente NO.  Siempre hay que escuchar lo que nos dicen nuestros clientes, esto es crucial para el desarrollo y mantenimiento de cualquier empresa, pero esa información tan valiosa que nos dan nuestros clientes hay que analizarla, filtrarla y extraer lo que realmente sea beneficioso para nuestra empresa.

Tenemos que determinar lo que realmente creará un valor añadido para nuestros productos.  La clave del diseño del producto no es hacer productos más complejos con más funcionalidades que la competencia, sino hacer productos más sencillos, fáciles de usar y con menos funcionalidades que los de la competencia… pero que hagan lo que realmente necesitan nuestros clientes de una forma excelente.

Parafraseando a Steve Jobs “hay que tener mucho cuidado con los focus group y los estudios de mercado”

Anuncios

Tres pasos básicos para una gestión efectiva

Ampliando el concepto de gestión como la manera de enfrentarse a una situación para lograr un objetivo determinado, debemos considerar tres pasos básicos para que esa gestión sea efectiva. Tanto cuando nos encontramos delante de un problema, como si debemos llevar a cabo la planificación o la puesta en marchar de una nueva estrategia debemos partir de tres aspectos.

El primero de ellos es el planteamiento del propio problema, en qué situación nos encontramos actualmente y qué es lo que queremos alcanzar. Este es nuestro punto de partida y, como tal, debemos recopilar toda la información necesaria sobre dónde nos encontramos y cuál es el objetivo a alcanzar.

Leer más de esta entrada

Medir el impacto de nuestra estrategia

El mayor esfuerzo de la dirección empresarial se destina a la planificación y al diseño de las estrategias necesarias para alcanzar los objetivos que nos proponemos en nuestros negocios. Sin embargo, en una gran parte de las ocasiones, se descuida la otra parte importante de la actividad, medir el impacto de esas estrategias en tiempo real y tomar decisiones en tiempo real que subsanen los errores o las deficiencias que se puedan producir.

Lo mismo ocurre con los emprendedores, que ponen muchísimo empeño en la fase inicial de sus proyectos, en el diseño de su plan de negocio o en las gestiones para captar capital pero que luego, una vez que todo está en marcha, no son capaces de controlar que se sigue el guión establecido, ni de detectar los errores en su origen.
Leer más de esta entrada