La incercia, esa gran enemiga de la empresa

Foto:  Toni Raskolnikov

Foto: Toni Raskolnikov

La actividad de una empresa supone un continuo cambio. No sólo por el hecho de intentar mejorar constantemente, captar más cuota de mercado, maximizar beneficios, etc. El sector en el que trabaja, los gustos y hábitos de los clientes, la competencia, la tecnología o, incluso, el entorno económico varían constantemente. Por eso la inercia es una de las grandes enemigas de las empresas.

Una empresa nueva ha de hacer un gran esfuerzo en las etapas iniciales y puede relajarse un poco cuando ve que el negocio empieza a dar sus frutos. El impulso inicial tiene su recompensa y parece que se puede reducir un poco el empeño porque ya estamos rodando. De igual modo una empresa consolidada puede creer que sus bases son sólidas y que no necesitan hacer grandes cambios “si hemos funcionado bien hasta ahora lo seguiremos haciendo en el futuro”… Hasta que un día todo se tuerce.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Medir para gestionar, gestionar para medir

Foto: aseba

Foto: aseba

NOTA enero 2015: Nos mudamos al blog de nuestra web www.upsoluciones.com. Te invito a que te dés una vuelta por él para que veas el nuevo contenido que estamos creando.

Si quieres recibir todo nuestro contenido directamente en tu bandeja de entrada puedes SUSCRIBIRTE A NUESTRA NEWSLETTER. Además recibirás acceso a recursos gratuitos y ofertas y promociones de nuestros productos.


Me encontré hace unos días con un interesante artículo en Sintetia cuyo título no puede ser más acertado y esclarecedor “Lo que no se puede medir, no se puede gestionar” y que pone el acento en la necesidad de acompañar el control de la empresa con la gestión de todos los elementos que la componen.

La base de la gestión es la medida. En todo proceso de planificación debemos prever los resultados y medir las desviaciones una vez que se pone en práctica, de la misma manera si tomamos una decisión debemos medir el impacto de la misma. La medida de esos resultados nos sirve para una nueva planificación o una nueva toma de decisiones. Por tanto, en todas estas situaciones debemos medir para gestionar.

Leer más de esta entrada